El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Inicio

Atrévete a ser turista en tu estado

  • Yo ya me atreví y ha sido una gran experiencia.
  • Oaxaca tiene mucho que conocemos y siempre falta qué conocer.

POR: FRANCISCO HERNÁNDEZ VÁZQUEZ.

Bahías de Huatulco, Oax., a 7 de Septiembre del 2014.- La campaña que lanzó la Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico del Gobierno del Estado de Oaxaca, nos invita a ser turistas en nuestro Estado.
Lucio Gopar, quien es promotor de destinos turísticos de Oaxaca, nos comenta algunas de sus propias experiencias en visitar nuestro Estado, que en sus propias palabras dice es muy grande territorialmente y esa grandeza y su geografía y otras características muy particulares, que no es el sentido de esta nota, sino lo turístico, le han permitido que sus pueblos conserven sus costumbres y tradiciones y que cualquier persona que arribe a los diferentes lugares, pueda vivir momentos inolvidables.
Sin entrar en detalles muy específicos de datos, el Arbol del Tule por ser su tronco el más grande del mundo, y su peso de aprox. 636 toneladas (según Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81rbol_del_Tule), es un gran atractivo para los turistas, pero es muy importante que nosotros los oaxaqueños que vivimos en las diferentes regiones lo conozcamos para que así podamos recomendar lo que tenemos en nuestra propia entidad, además de que Oaxaca es uno de los lugares en donde el concepto de “provincia”, en realidad tiene un total sentido y sabor, como pocos lugares que debido a la “modernidad”, han ido perdiendo.  Además de que regresando al Tule, los lugareños se han preparado para atender a los visitantes y ofrecen comida muy típica, como lo es el chocolate en jarro de barro, tamales de mole negro o rojo y de diferentes sabores, las famosas empanadas de amarillo, sin pasar por alto el “téjate”, una bebida deliciosa y refrescante que es un verdadero orgullo de Oaxaca.
Nos comenta Lucio Gopar, que no se puede hablar de tantas cosas hermosas que tiene cada una de nuestras regiones en una nota corta, como se estila, por el tiempo y espacio, sino explicar muy brevemente algunos aspectos, las agencias de viajes, normalmente en la capital del estado, normalmente tienen rutas hechas para tours colectivos que comprenden diferentes lugares, entre las más clásicas está la de: Monte Albán, Arrazola (donde se producen los alebrijes), San Bartolo Coyotepec (donde producen el famoso barro negro) y Zaachila donde culmina el tour con una deliciosa comida típica, y donde se encuentra de todo, hasta nieves la clásica de leche quemada y tuna y menguanitos y demás dulces típicos oaxaqueños.
Y otra ruta en el centro es la que va hacia El Tule, Mitla, Teotitlán del Valle y Tlacochahuaya, pasando por diferentes destilerías de mezal, donde destaca en su ubicación Mezcal Oro de Oaxaca, y así como esa ruta hay otras colectivas, pero también para los turistas que prefieren armar su propio tour, Oaxaca tiene demasiadas opciones, como ir a Santa María Atzompa, en donde está el barro verde, que se produce en muchas casas particulares y negocios establecidos.
Viajando hacia la Costa de Oaxaca, ha sea a cualquiera de sus puntos importantes como lo es: Puerto Escondido, Zipolite, Puerto Angel, Mazunte, San Agustinillo, o Bahías de Huatulco, entre tantas playas que tiene Pochutla y los municipios costeros, en donde hay mucho qué ver, pero en sí en la ruta, si hiciéramos escalas, atendiendo a la invitación de la Secretaría de Turismo, de “Atrévete a ser Turista en tu Estado”, que es muy válida, y que significa mucho si en verdad la atendiéramos, por qué por ejemplo, cuántas veces no hemos pasado por Miahuatlán, pero no hemos vivido una tarde en ese pueblo con tanto sabor a provincia… recuerda Lucio Gopar que, en el Bani Stui Gulal (recreación de lo antiguo), obvio aplicado a Oaxaca, se produce un pueblo pintoresco, que bien podría ser Miahuatlán al natural, ya que en sus tardes llegan a la plaza principal en donde por un lado está la majestuosa catedral, por otro el palacio de gobierno y por otro el mercado principal, teniendo una explanada en donde camina la gente y en donde hay una verdadera fiesta en cada tarde, en donde los vendedores típicos tienen gelatinas, regañadas, tostaditas, tamales, champurrado, piedrazos y muchos antojitos, pero el marco es una maravilla, entre la gente tranquila, el aspecto cinematográfico y la vendimia, todo un acontecer, en donde se disfruta de forma increíble, como si retrocediéramos el tiempo.
Y más adelante está un pueblo más que mágico, San José del Pacífico, poseedor de cañones de bosques que no terminan hasta donde nuestra mirada nos da, con un clima de fresco a frío, delicioso, en donde el chocolate se saborea sorgo a sorgo, y sus restaurantes por lo general tienen vistas panorámicas de esas vistas únicas que te hacen relajar y soñar, bien vale la pena hacer un descanso y sus cabañas que en varios lugares también tienen chimeneas, te invitan a pasar una noche inolvidable, siendo este lugar también un punto de encuentro con gente de diferentes partes del mundo que van a admirar la belleza que en lugares como éste solo Oaxaca posee.
Y llegando de la Costa la diversidad es demasiado vasta, como decíamos antes, en una nota práctica no es posible recomendar tanto, solo decirte que tú como oaxaqueño experimentes ese eslogan que nos han estado promoviendo y que conozcas nuevas opciones que puedas recomendar, como ese pueblo también lleno de historia y de misticismo que es Bajos de Coyula, que tiene 3 playas y una laguna, con muchos senderos en donde se pasa montado a caballo y en donde casi se escucha el bullicio, de aquél pueblo que fue uno de los principales comercializadores de sal y punto donde llegaban a hacer trueques hace muchos años y que ahora es un lugar muy tranquilo, como una belleza exagerada y que pocos conocen, pero los que llegan son atendidos como reyes, a un costo demasiado bajo, porque la gente no tiene malicia, son en realidad muy agradecidos por ir a visitarlos y lo demuestran con precios tan bajos, en donde una langosta llega a costar $150 pesos ya preparada y servida.
Hay mucho qué decir, hay mucho qué hablar sobre Zipolite la playa nudista, sobre las 36 playas de Huatulco, sobre el surf de Puerto Escondido, sobre los cocodrilos de Ventanilla, sobre el Santuario de la Tortuga en Escobilla, las lagunas de Chacahua, la Laguna de Manialtepec y su fosforescencia, así como también de la doble de Frida Kahlo en Ocotlán de Morelos y el café de Pluma Hidalgo, en fin, así que nosotros también estamos de acuerdo: “Atrévete a ser Turista en tu Estado”.

PREVENCIÓN DE CÁNCER DE PRÓSTATA

El DIF Municipal Oaxaca en coordinación con la Clínica de Urología de Oaxaca, brindan servicio gratuito a varones de 45 años en adelante para realizarse el ULTRASONIDO PROSTÁTICO.
Interesados acudir a las Rosas 206, colonia Reforma
Cita previa al teléfono 1326767