Inicio

EN OAXACA NO EXISTE UN ATLAS DE RIESGO
Necesario que el gobierno estatal y federal preparen a la población

 autoridades estatales de protección civil no están preparadas para enfrentar consecuencias de la naturaleza

  • Las granizadas, una llamada de atención para las autoridades: Alejandro López Sánchez y Aniceto Martínez
  • Necesario que el gobierno estatal y federal preparen a la población para saber cómo actuar
  • Sólo el 10% de los municipios puedan acceder a recursos para adquirir equipos de salvamento y protección

Tlaxiaco, Oax., 20 de abril 2017.- Las fuertes granizadas que cayeron en los municipios de Nochixtlán, San Pablo Huitzo, Suchilquitongo, Etl y San Juan Yucuita en los que, según cálculos de las autoridades, alcanzó de 50 a 75 mm, es decir 75 litros por metro cuadrado, son una llamada de atención para las autoridades de protección civil del estado, porque este tipo de acontecimientos de la naturaleza, no son tomados en cuenta, afirmaron los dirigentes del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE), Alejandro López y Aniceto Martínez.
Ambos demandaron al gobierno del estado tomar en serio lo ocurrido y ponerse a trabajar toda vez que no existe un atlas de riesgo de este tipo de acontecimientos. “Esta vez fue una fuerte granizada pero el problema pudo haber sido mayor, y las autoridades no hubieran sabido qué hacer porque no están preparadas para ello”, puntualizaron.
Alejandro López dijo que es necesario crear un atlas de riesgo y difundirlo, además de trabajar en la preparación del personal del estado y municipios; es importante hacer lo mismo con la población para que sepa cómo actuar en caso de que ocurran acontecimientos como lo fue la granizada.
Recordó lo sucedido recientemente en Perú donde cayeron cantidades impresionantes de agua, producto de aguaceros que destruyeron carreteras, casas, cosechas e instalaciones, amén de que la población quedó indefensa por la falta de medidas de protección civil y de una cultura de protección civil. 
En Oaxaca señaló el dirigente del Frente Popular Democrático Oaxaqueño (FPDO) todo mundo debe estar preparado para enfrentar este tipo de acontecimientos y lamentó que ni las propias autoridades estatales estén capacitadas para desgracias pequeñas o grandes.
En ese sentido dijo que es necesario que el ejecutivo estatal actué de inmediato y se ponga a trabajar al respecto porque una desgracia, incluso como una granizada, puede traer graves consecuencias que, al menos, podría parar en la pérdida de cosechas pero llegaría, incluso, a desembocar en la muerte de seres humanos.
Por su parte, Aniceto Martínez dijo que es necesario que se canalicen mayores recursos económicos para protección civil y se puedan iniciar cursos de capacitación, en un primer momento, al personal de los municipios y estos a su vez los repliquen entre la población.
Es lamentable, destacó, que a los programas federales de gestión de riesgo que emite la SEDATU para que los municipios, se pueda acceder a recursos para llevar a cabo obras de mitigación de riesgo o adquirir equipos de salvamento y protección, pero sólo pueda hacerlo el 10% de los municipios del estado, ya que el restante por la propia publicación quedan excluidos.