Inicio

Habitantes de la colonia Rancho San Rafael exigen certeza jurídica de sus predios

  • Han sufrido 20 años de abandono por parte de los Municipio de Oaxaca y San Jacinto Amilpas
  • Exigen alto al tráfico de terrenos

Miguel A. Luna

Oaxaca, Oax. 18 mayo 2017 Vecinos de la colonia Rancho San Rafael denuncian el abandono de las autoridades municipales de Oaxaca de Juárez y San Jacinto Amilpas al estar inmersos en un problema de posesión de territorio por lo que los habitantes han sufrido la carencia de servicios básicos durante los veinte años que tiene fundada la colonia.
Son más de mil lotes los que comprenden la colonia que carece de servicio de energía eléctrica, agua potable, drenaje, pavimentación escuelas para sus hijos,  entre otros hasta el momento las personas que les vendieron los terrenos no han podido entregar las escrituras porque está el problema entre los dos municipios, lejos de darles certeza jurídica los han amenazado de desalojarlos por la fuerza.
Señalaron que los vivales que se han aprovechado de Armando Franco López, Valentín López García, Víctor Velásquez Juárez, Flavio Alavés Bautista, Tereso Matías Lorenzo, María Elena García López, Abraham Rivera Luis, Rosa María Meixueiro quienes envían a un grupo de porros apodados “Los Chinos” que intimidan a las personas para que abandonen su propiedad, pero ellos son de escasos recursos económicos y no tienen a donde ir.
“Tanto el municipio del centro como San Jacinto siempre los han ignorado, les dan la espalda sin importar las condiciones de vida de unos 3,000 moradores de ese asentamiento humano”.
Lo único que piden es que las autoridades les entreguen sus escrituras y puedan vivir con tranquilidad sin tener la incertidumbre de que algún día quieran sacarlos de sus modestos hogares.
Ante esto piden la intervención del Gobernador del Estado Alejandro Murat Hinojosa para que junto con las autoridades municipales en conflicto puedan llegar a una conciliación para poder otorgar los servicios más elementales a los ciudadanos de esa zona y ya no se siga traficando con los predios.