Inicio

El consumo en exceso de bebidas energéticas pueden dañar la salud: IMSS

Cada vez es más común que usemos bebidas energizantes cuando necesitamos cierta estimulación, sobre todo cuando nos sentimos cansados y precisamos un poco más de energía.
Sin embargo, estas bebidas más allá de ayudar crean un efecto rebote, pues una vez que se acaba el efecto estimulante al final terminamos por sentirnos más cansados que antes de tomarnos estas bebidas.
Al respecto la doctora Perla Vázquez Altamirano, Coordinadora de Prevención y Atención a la Salud del IMSS, refiere que, este tipo de bebidas tienden a causar determinados riesgos en la salud, debido a que alteran el funcionamiento de nuestro organismo, por lo que no son aconsejadas para personas con problemas cardiovasculares, dado que estas bebidas tienden a estimular el corazón, lo que en ciertos casos puede ser un riesgo para la salud.
Estas bebidas, están compuestas en su mayoría, por agua, carbohidratos, vitaminas, cafeína y otras sustancias tonificantes como la taurina, sin embargo las cantidades de cada una es 4 a 5 veces superior a las que habitualmente consumimos.
Lo que puede provocar convulsiones, taquicardia, anciedad, dolor de cabeza, trastornos del ritmo cardíaco, hipertensión arterial, diabetes, trastornos del sueño, trastornos de comportamiento y del humor, conducta agresiva, violencia, irritabilidad y alucinaciones.
Por otro lado la mezcla entre estas bebidas y el alcohol puede ser una verdadera bomba para el organismo, ya que mientras el alcohol tiene la capacidad de deprimir el sistema nervioso central, el efecto de los energizantes es totalmente opuesto.
Por lo anterior la Coordinadora de Prevención y Atención a la Salud del IMSS, aconseja evitar consumir estas bebidas, de lo contrario, consumir como máximo media lata al día, no combinar con alcohol, ni medicamentos que tienen una acción sobre el sistema nervioso central o que causen efectos neurológicos.