Inicio
ENCABEZADOS POR EL COMISARIADO EJIDAL JOSÉ MARTÍNEZ CORONEL
Ejidatarios de Zaachila proyectan la creación de un parque ecológico y turístico

* Para la creación del bosque hacen un llamado a sus compañeros a sumarse, y piden el apoyo de las autoridades

Mariela H. Carrillo

Villa de Zaachila, Oax., 14 de enero de 2017.- Con el propósito de el municipio cuente con un espacio para la recreación y esparcimiento, que permita a sus habitantes tener contacto directo con la naturaleza, así como zonas verdes que sirvan para propiciar condiciones adecuadas para vida y salud, los comuneros encabezados por el Comisariado Ejidal que preside José Martínez Coronel y respaldado por el secretario Everardo Pérez, el tesorero Alejandro Martínez Aragón y la Comisión de Vigilancia y otros órganos agrarios, cada semana en grupo acuden a reforestar y a dotar de agua en el paraje conocido como "Arroyo Las Flores".
En entrevista, Martínez Coronel señaló que los comuneros se impusieron la tarea de rescatar el área señalada como una reserva ecológica para la humanidad, toda vez que en esta área no se va a lotificar ni a permitir la creación de casas habitación, toda vez que el problema de vivienda de la ciudad capital se ha reflejado en la mayoría de los municipios conurbados con todo y sus problemas sociales y el municipio de Zaachila no es la excepción.
El Comisariado abundó que el ejido que él representa, como autoridad administrativa tiene el poder de la asamblea de ejidatarios decir que harán con sus las tierras de su propiedad social por resolución presidencial del Presidente Plutarco Elías Calles por ello, desafortunadamente administraciones municipales van y vienen, pero ninguna ha atendido seriamente el problema de invasión, por ello, los ejidatarios, por decisión propia se han propuesto la meta de rescatar lo que nos pertenece y lo que la naturaleza nos ofrece.
"Aquí los compañeros ejidatarios, hombres, mujeres y niños vienen por su propia cuenta, trepan con botes las laderas y llevan agua a los pequeños árboles sembrados en un área de 80 hectáreas que actualmente se encuentran protegidas por postes de concreto para evitar que los animales dañen las plantaciones, asimismo se tiene un área ecológica de 32 hectáreas igualmente protegidas", afirmó Martínez Coronel.
"Lo que estamos haciendo aquí es por nuestro futuro, por el futuro de nuestros hijos, porque la naturaleza es sabia, y con esta acción estamos devolviendo a la tierra una micra de lo que a nivel mundial se le quita, y afortunadamente este año llovió como no había acontecido en 4 ó 5 años, y ello ha permitido la retroalimentación de los mantos freáticos, lo cual ha beneficiado a los pequeños árboles, incluyendo también las 400 matas de aguacate hass y limón, con los estamos empeñados en reestructurar la naturaleza". sentenció el Comisariado Ejidal.
El ejido de la Villa de Zaachila en la actualidad cuenta con más de 1,400 hectáreas, sin embargo, cuando Martínez Coronel llegó al Comisariado se tenían más de doce años de disputa de 485 hectáreas, sin embargo, ante los tribunales agrarios, la asamblea de ejidatarios demostró que dichos terrenos son patrimonio propio y propiedad social de ellos por una resolución presidencial emitida desde 1926 y que con documentos básicos ante cualquier instancia han demostrado que son de ellos.

"PARQUE ECOLOGICO"

Las acciones que tienen contemplado realizar los comuneros zaachileños son la creación de un mercado ecológico, comedor comunitario, baños ecológicos y como en la zona se cuenta con suficiente agua, se instalará un andador sembrado de plantas medicinales de la región, así mismo se tiene el proyecto de crear una granja infantil para que los niños convivan con la naturaleza, además de la colocación de tirolesas para disfrute de los jóvenes e incluyendo un parador con cabañas donde los visitantes, tanto locales, estatales y nacionales puedan pernoctar.

APOYO DECIDIDO DE LOS COMUNEROS

"Soy Martha, soy ejidataria y he trabajado con el comisariado de acuerdo a mis posibilidades porque cuando son cosas pesadas hacer hoyos o acarreo de postes es muy pesado entonces viene mi esposo,  pero cuando se trata de sembrar arbolitos o limpiarles el cajete y echarles agua, pues procuro no faltar porque tengo mucho interés en que este proyecto salga adelante". "Ya estoy grande, tengo 60 años, pero también tengo nietos y lo que están realizando los ejidatarios es en bien de las futuras generaciones", afirmó una comunera.
"Ya nos han visitado niños de kinder del municipio, y las maestras nos felicitan por la acción que estamos realizando, animándonos a seguir echándole ganas, y aunque es pesado subir a regar con las cubetas, queremos que Zaachila tenga un lugar de esparcimiento no solo para los niños, sino para todas las familias, aunque sean de cualquier parte de la república, culminó doña Martha.
Por su parte, otro ejidatario que confió que aunque es mayor de edad, hoy tiene la oportunidad de cumplir un proverbio que señala, que para no pasar desapercibidos en esta vida tenemos que sembrar un árbol, escribir un libro, y engendrar un hijo, desafortunadamente solo engendramos a puros "hijos de María Santísima" y así no se puede.
"Hoy con nuestros compañeros, con vehículo y recursos propios, trayendo tanque de agua o aportando con gasolina, tenemos la meta de crear un pequeño bosque, porque estamos bien sabidos que las generaciones futuras lo agradecerán", finalizó.
Por último los ejidatarios hicieron un llamado a las autoridades de la materia a prestarles apoyo, asimismo confían que el actual rector de la UABJO de seguimiento al proyecto que inició su antecesor, toda vez que es en beneficio de la madre naturaleza y de las futuras generaciones.