Inicio

Excesiva ingesta de sal, puede traer problemas en funcionamiento del organismo: IMSS

El estilo de la alimentación representa uno de los factores más importante a lo largo de nuestra vida, por lo que la adquisición de hábitos saludables desde las primeras etapas contribuye a lograr una mejor calidad de vida y a prevenir en el futuro la aparición de enfermedades crónicas como la obesidad, la hipertensión arterial, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y ciertos cánceres.
La ingesta de alimentos ricos en sal, grasas saturadas y trans, azúcares y harinas refinadas, tanto en niños como en adultos, junto con el exceso de peso y el sedentarismo, son factores de riesgo que contribuyen en gran medida al crecimiento de las enfermedades crónicas como la obesidad, la hipertensión arterial, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y ciertos cánceres.
Por lo anterior, el médico José Cruz Bautista Coordinador de Medicina Interna Hospital General de Zona No. 1 del IMSS, refiere que la ingesta de alimentos ricos en sal, grasas saturadas y trans, azúcares y harinas refinadas, tanto en niños como en adultos, junto con el exceso de peso y el sedentarismo, son factores de riesgo que causan la presión sanguínea alta (hipertensión), las afecciones coronarias, irritabilidad, retención de líquidos y sobrecarga de trabajo para los riñones.
En condiciones normales de salud, los riñones tienen la capacidad de regular la concentración de este mineral y provocar una mayor producción de orina, haciendo que ésta sea más diluida en caso de un consumo superior al requerido, no obstante, el exceso de sal a mediano y largo plazo tiene consecuencias en el organismo, retiene agua, lo que obliga al corazón, al hígado y a los riñones a trabajar por encima de sus posibilidades.
Por lo que el Coordinador de Medicina Interna del IMSS, indica que una forma de reducir el consumo de sal es dejar de lado los productos procesados especialmente los quesos, la repostería y las carnes frías, así como también la comida rápida, a su vez, utilizar sustitutos, como es la sal marina no tratada y cada vez verter menos en las comidas.