Inicio

Priistas con oscuro trayecto político buscan diputaciones federales por Oaxaca

Oaxaca, Oax., 13 de marzo de 2017.- En tanto Celestino Alonso Álvarez y Herminio Cuevas no descartan la posibilidad de contender y relegirse por la Ciudad de Oaxaca y Nochixtlán en los comicios federales para el 2018 tanto a diputado federal como local, nombres de funestos personajes despuntan para ser representantes populares plurinominales por el PRI.
Nombres entre los que sobresale, Alejandro Áviles Álvarez, personaje de oscura trayectoria política dentro de su partido y señalado de graves actos de corrupción dentro de la función pública, tanto como “secretario general de gobierno”, presidente del PRI, estatal, diputado local, y delegado estatal de la SEDESOL
Al personaje se le unen nombres como Germán Espinoza Santibáñez, Mariana Nassar Piñeyro y una autentica desconocida dentro de las filas del tricolor María Isabel Cruz, entre otros “recomendados por el quien manda en Oaxaca a larga distancia”, por lo que la militancia de este partido busca ya no votar o participar en el cuadro tricolor.
Mientras se mencionó en forma extraoficial que la diputada federal Yarit Tannus será bajada de la candidatura oficial al senado de la república por la primera fórmula, y en su lugar será nombraba otra persona y la mencionada resultará candidata a diputada local.
Lo anterior como resultado de los ajustes que se realizaran de última hora, ante el inicio de cierres de candidaturas ante el INE, a tal posición como diputados federales, entre los que se encuentra Herminio Cuevas para contender por Huajuapam de León.
Preocupa también comisión de proceso de elecciones la decisión que tome Mercedes Rojas Saldaña, quien ya está palomeada por el Distrito Federal Electoral de Miahuatlán, sin embargo, todo hace suponer que declinará a dicha posición por temas que sólo a ella competen.
Cierre que se hará en forma oficial hasta el 18 de este mes de marzo, como declines a diputados locales y federales, al no tener estos últimos el apoyo de su partido y “los dos grandes dedos electores que mandan en el estado”. JHC