Inicio

Priístas se hacen pasar por gestores y cobran asesorías a municipios de Oaxaca

Lorena Torres

Con la complacencia de autoridades electas y con el beneplácito del dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Jorge González Ilescas, integrantes del Comité Directivo Estatal (CDE) del tricolor buscan hacerse del manejo de los recursos de los pocos municipios donde obtuvieron triunfos; bajo el membrete de “Consultores especializados” Martín Rosado, Yadira García y Aristeo Villalobos, tratan de sorprender a las autoridades electas con la finalidad de convertirse en los “gestores permanentes” esto por la “cercana relación” con las dependencias del Gobierno del Estado.
Ante los constantes señalamientos del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre el combate a la corrupción, a lo cual Alejandro Murat se ha sumado de manera pública, acciones como estas contradicen lo que el mandatario estatal una y otra vez ha señalado sobre que en su gobierno no existirá tráfico de influencias, siendo los dirigentes de su propio partido los que implementan estas prácticas que son condenadas por los oaxaqueños.
Diversas autoridades electas denunciaron que a través de las capacitaciones de las dependencias estatales, es como se acercan estos seudo asesores, para ofrecer sus servicios los cuales tienen una sustantiva dosis de tráfico de influencias, con lo cual intentan captar la mayor cantidad de asesorías.
Será importante que tanto el dirigente estatal del PRI aclare este tipo de acusaciones o deslinde las responsabilidades que sin duda manchan y exhiben una vez más al Revolucionario Institucional que precisamente por estas prácticas de corrupción perdió el respaldo de los ciudadanos, siendo el gobernador del Estado Alejandro Murat quien también sale raspado con este tipo de acciones de sus cercanos desde el PRI estatal.
Con un PRI totalmente debilitado y borrado del mapa político oaxaqueño, con la militancia abandonada y una carencia de estrategia electoral, los dirigentes priístas de Oaxaca buscan ya ganarse la vida con otras actividades, lo cual no está mal, siempre y cuando lo hagan sin aprovecharse de los recursos públicos y del tráfico de influencias que tienen al mantener el Gobierno Estatal.
Cientos de despachos y consultorías especializadas y con años de experiencia se ven afectados ante estas prácticas que sin duda tienen que erradicarse.