Inicio
“Nestlé nos cambió la vida”, afirman productores de café robusta en el Istmo

  • Los productores de café “criolleros”, recuperaron sus parcelas cafetaleras para sembrar el clón que les provee la empresa transnacional y a cinco años de su aventura, ahora producen más de 25 toneladas de café cerezo maduro por hectárea

Jesus Ortiz/Foto Miguel Avedaño

Oaxaca, Oax., octubre de 2018.- Entrevistado a raíz de la firma de colaboración que hicieran el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa y el Vicepresidente Ejecutivo de Cafés y Bebidas Nestlé, Philipp Navratil, para potencializar la producción y calidad del aromático en la entidad, el productor de café robusta Fernán Velásquez Cruz no duda en afirmar: “Nestlé nos cambió la vida”.
Fernán Velásquez Cruz encabeza a un grupo exitoso de 1000 productores nativos de Río del Sol, Santo Domingo Petapa, en el Istmo de Tehuantepec, enfocados en producir café robusta que venden a la empresa Nestlé a través del grupo Merino Telis Café, S.A. de C.V., que con capacitación, asesoría y seguimiento logran producir 15 y hasta 25 toneladas de cereza madura por hectárea, que a precios actuales venden a la trasnacional entre 120 y 200 mil pesos por cosecha.
“Todo empezó hace cinco años, -dice Velásquez Cruz-, luego de que por la plaga de la roya nuestras variedades criollas desaparecieran por completo; si en cosechas anteriores la variedad típica un año daba y el otro no porque requería descanso, con la plaga nuestras parcelas quedaron pelonas”.
“Cuando ya no tuvimos café para tomar con nuestras familias, volteamos a ver el café “cimarrón” que crecía entre el monte, que nadie quería y por necesidad empezamos a cosechar y sembrar esa plantita, luego de que nos diéramos cuenta que producía un café con cuerpo y sabor fuerte que al tomarlo uno despertaba y nos quitaba la flojera”, abundó el productor istmeño.
Y fue ahí cuando del grupo Merino Telis que tiene alianza con Nestlé, se me acercaron y me dijeron que si quería sembrar café robusta, pidiéndome para ello a 30 ó 40 productores comprometidos a entrarle al proyecto, no flojos que solo piden dinero, que piden plantas y luego las tiran.
“No va a ver dinero hasta que cosechen nos dijeron, les vamos a dar las mallas, las bolsas, las plantitas de clon de robusta y ustedes las siembran”…. Y hoy que ya tenemos exitosamente cinco años de sembrar café para Nestlé no estamos arrepentidos, porque somos la muestra fehaciente de que esa empresa nos cambió la vida, afirmó Fernán Velásquez Cruz.
La planta de clon de robusta que nos dieron a sembrar a los tres años empezó a ensayar producción, a los cuatro ya produce en forma y a los cinco años alcanza su máxima producción, por ello en la última cosecha con mi grupo de productores ya producimos mil toneladas de café cereza, informó el productor.
“Antes éramos “criolleros”, y cuando nos invitaron a producir café para la transnacional nos volvimos “robusteros”” y con ello Nestlé nos ayudó a salir adelante, por ello no dudamos en afirmar que es una empresa magnífica, que no te da la espalda cuando la necesitas”, por lo tanto, Fernán Velásquez no dudó en recomendarla a los productores de café.
Si en tu parcela ya no pueden producir café arábigo, porque la roya se lo acaba, la mejor decisión que pueden tomar es sembrar el clon de Nestlé, toda vez que esa planta resiste diferentes plagas y produce altos volúmenes, cuya venta está segura con la empresa a través de contratos de alto volumen del aromático, añadió el productor.
En la actualidad los más de mil productores de robusta que encabeza el productor Fernán Velásquez Cruz tienen un crecimiento escalonado, con una producción de hasta 25 toneladas de café cerezo maduro por hectárea, que venden a la empresa Nestlé en aproximadamente ocho pesos por kilogramo.
En cuanto al tema de que para sembrar café robusta se tienen que talar las parcelas, el productor aseguró que la planta que ellos siembran, el clón de Nestlé convive con la naturaleza, inclusive con encinos, donde se dice que las plantas no producen, por ello también es amigable con las plantas originarias.
Sobre la calidad del café que producen, el productor de la agencia Río del Sol en Santo Domingo Petapa afirma: “El robusta es un café son sabor fuerte; si andas decaído o cansado, un vaso de ese café te despierta, hasta la flojera se te quita…”
Por último, el productor de café robusta recomendó echarle ganas al trabajo, a sus compañeros de la zona mazateca que llevaron a cabo una alianza con Nestlé, porque afirmó, es una empresa que no te va a dar la espalda; primer te mandan a los técnicos, luego le darán seguimiento a la siembra hasta la cosecha y finalmente tienes la garantía de que te va a pagar un buen precio, no importando los volúmenes del contrato.
DATOS TÉCNICOS
En la actualidad los más de mil productores de robusta que encabeza el productor Fernán Velásquez Cruz tienen un crecimiento escalonado, con una producción de hasta 25 toneladas de café cerezo maduro por hectárea, que venden a la empresa Nestlé en aproximadamente ocho pesos por kilogramo
Los productores de café robusta también venden la cereza seca en volumen de 2 a 2.5 toneladas, que a precio actual de $35.00 por kilogramo, les asegura en promedio de ingresos entre 70 y 85 mil pesos por hectárea cultivada.
La diferencia de productividad entre los cafés robusta y arábigo es que el primero supera los 1,500 kilogramos por hectárea, mientras que los productores de cafés arábigo no llegan alcanzar a producir 200 kilogramos en la misma extensión de tierra.
Las plantaciones de café robusta en la comunidad de Río del Sol en Santo Domingo Petapa se encuentran en una medía de altura de 500 metros sobre el nivel del mar.