Inicio

Cuotas políticas y desaires se reflejan en la designación de coordinadores estatales de Morena

- Sin presidencia ni dirección en Congreso Local, Salomón Jara deja a la deriva sus aliados
- Jesús Romero se apuntala en Morena con pago de cuotas, Karina Barón tumba la posición de la hija del senador

La destitución de Bxido Xhishe Jara Bolaños como Coordinadora Estatal para la Pacificación en Oaxaca, quien es hija del senador Salomón Jara, representa un revés al poder político de éste último al interior de MORENA.
Tan sólo 17 días duró en el cargo la hija del morenista, quien fue sustituida por Karina Barón Ortiz aún cuando al igual que Jara Bolaños, carece de la experiencia y conocimientos necesarios para aplicar las estrategias y políticas correctas en materia de seguridad.
De dominio público se ha dicho que Barón Ortiz logró ostentar el cargo gracias a una relación muy cercana que mantiene con el líder del Partido del Trabajo en Oaxaca, Jesús Romero.
Al parecer el poder político de Salomón Jara ya no pesa ante el líder nacional de MORENA, Andrés Manuel López Obrador; este hecho prueba que “Chucho” Romero sí sabe cumplir sus promesas con sus aliados y allegados, algo que Jara no.
Y es que según algunos cercanos al senador, Salomón Jara había prometido un buen puesto a la ex candidata a la presidencia municipal de Santa Cruz Xoxocotlán, Nancy Benítez Zárate; misma que fue la eterna colaboradora de Jara Cruz y quien públicamente la apoyó en su candidatura en los pasados comicios.
Sin embargo al no favorecerle el voto de la ciudadanía, Benítez Zárate buscó nuevamente el respaldo del senador quien según lo indican, le prometió la dirección jurídica del Congreso del Estado de Oaxaca, sin embargo no fue así.
Ya que ante el mal juego de cartas, el nepotismo y abuso de poder con la imposición de sus caprichos, fuentes cercanas aseguran que la mayoría de sus aliados se le han volteado al Senador; pues ha dejado cuotas pendientes tal es el caso de su imposición como candidata a la presidencia de Xoxocotlán.
Tras el desaire de Salomón Jara a Nancy Benítez no le quedó más que aceptar la regiduría que por ley le correspondía en el Ayuntamiento de Xoxocotlán y continuar con su corta carrera política sin padrino, pues todo indica que Jara Cruz cada vez va perdiendo representación y sus aspiraciones a ser nuevamente aspirante a gobernador se derrumban.
Ahora Benítez Zárate se quedó como el perro de las dos torras, quizás se equivocó de bloque político en las filas morenistas y debió buscar un mejor padrino; o será una coincidencia que Jesús Romero pague sus cuotas políticas y a Salomón no le alcance su peso en Morena ni para imponer a Nancy Benítez en el Congreso Local.