Inicio

Destapan la cloaca de Gasolinera Brenamiel en el Estado de Oaxaca

*Titulares de SAPAO y Protección Civil involucrados en fraude a empresario.
*Conagua revira a dependencias estatales.


Agenciadm2(LA FORMULA)

Oaxaca, Oax., 6 de junio de 2019.- Actos de corrupción y gastos millonarios a la deriva, provocó la ejecución de un convenio entre Servicios del Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca “ SAPAO “ y la empresa “T Estación de Servicios Gasolineros, S.A de C.V “, para favorecer la instalación de gasolinera Brenamiel T en inmediaciones de San Jacinto Amilpas.
Todo comienza en el año 2015, cuando vecinos del fraccionamiento Arbolada Brenamiel, representados por Fausta Virginia Ordaz, se opusieron a la construcción de una estación gasolinera, ubicada en inmediaciones de la Carreta Internacional 190 que hace esquina con el camino viejo a San Jacinto Amilpas.
A raíz de las diversas denuncias ciudadanas, la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca “CEPCO” en Marzo del 2015, emitió la orden de clausura temporal de la obra en construcción Brenamiel T, mediante proyecto de factibilidad de la estación de servicios de PEMEX, en Carretera Internacional 190, número 127, colonia Jardines de la Primavera .
La clausura temporal obedece a que la CEPCO consideró, que el ducto del agua potable que surten a cuarenta colonias de la Ciudad de Oaxaca, que va de los manantiales de San Agustín Etla a los tanques de filtrado de SAPAO en la Ciudad de Oaxaca, estaba en riesgo latente de ser contaminado por la instalación de la gasolinera.
Mediante acuerdo administrativo de 26 Mayo del 2015, que emitieron en conjunto Protección civil y SAPAO, se determinó levantar la suspensión, hasta en tanto fuera reubicada la línea de conducción del agua potable en el tramo que corresponde a las instalaciones de la Gasolinera Brenamiel T.
Pero los condóminos de Arbolada Brenamiel, no se conformaron con la suspensión decretada por Protección civil; pues acudieron a la Agencia Federal de Seguridad Ambiental de Hidrocarburos “ASEA” a promover una denuncia popular, por la afectación al tubo que conduce el agua potable y violaciones a la normatividad ambiental.
De la misma forma, los presuntos afectados, solicitaron la suspensión de todo tipo de permisos que permitiera seguir con la construcción de las instalaciones de la gasolinera, ante instancias administrativas y de amparo, por considerar un riesgo latente para la sociedad; tomando como antecedente las barricadas de la APPO en el 2006.
Pero el representante legal de dicha empresa, no obstante, la suspensión decretada por protección civil; en Agosto del 2016, obtuvo permisos de la autoridad municipal de San Jacinto Amilpas, para proseguir con la construcción de la estación de gasolina Brenamiel T.
Asimismo en Septiembre del 2016, birlo la inspección ordenada por la Dirección de Supervisión y Vigilancia de la ASEA, no obstante que las instalaciones todavía se encontraban clausuradas por la CEPCO.
Con esos antecedentes el pasado 18 de Diciembre del 2017; convino con el representante jurídico de SAPAO, la reubicación de la línea de conducción del agua potable en el tramo que corresponde a BRENAMIEL.
En dicho convenio, el representante de la gasolinera, se compromete a poner los recursos económicos de los materiales y maquinaria por un monto superior a los tres millones seiscientos mil pesos y SAPAO se encargaría de la supervisión técnica y mano de obra.
Dicha obra hidráulica tuvo el aval de las autoridades municipales de San Jacinto Amilpas, quien en Junio del 2017, nuevamente expidió un permiso a la referida empresa, para la venta de gasolina y diésel.
Sin embargo SAPAO con el aval de la CEPCO, literalmente le vieron la cara al empresario, al proponerle como opción más viable; la reubicación de la línea de conducción del agua potable por la Carretera Internacional 190, para dar inflexión en la margen izquierda de una zona federal innominada, administrada por la CONAGUA y atravesar un predio para realizar la interconexión cerca de la calle Camino Antiguo a San Jacinto Amilpas, pues con esto, se ahorrarían cerca de novecientos sesenta mil pesos.
Además, que no se solicitaría permiso de derecho de vía a Ferrocarriles Nacionales, en caso de que se decidiera pasar el tubo de acero de catorce pulgas por la calle Álamos; opción que fue descartada de conformidad al documento justificativo de veinte de Diciembre del 2017, suscrito por personal de la Dirección de Planeación y Comercialización de la SAPAO .
Todo apuntaba a que la estrategia era exitosa y el pasado 26 de diciembre del 2017, comenzaron los trabajos de excavación y colocación del ducto y entre el 2 y 3 de enero del 2018, se realizó la interconexión de la reubicación de la línea de agua.
La finalidad de la reubicación del ducto, era levantar la suspensión total decretada por el Juez Cuarto de Distrito, para lo cual; fue el propio titular de Protección Civil Heliodoro Díaz Escárraga, quien mediante oficio dirigido a la autoridad federal, solicitó se levante la suspensión decretada.
Pero los escándalos siguen para la empresa T Estación de Servicios Gasolineros S.A. de C.V, cuyo propietario y administrador único lo es, José Gerardo Reyes Martínez.
Esto porque aun cuanto la autorización de impacto ambiental para la instalación de la gasolinera BRENAMIEL T, la obtuvo de la ASEA, mediante resolución del 17 de mayo del 2016, en el marco de la nueva normatividad a raíz de la reforma energética.
Documentación que obra en poder de esta redacción, que por razones de represalias se omite el nombre de quien la proporcionó; determinan, que el informe preventivo ASEA/UGSIVC/DGCCC/1211/2016 que autorizó la instalación de la gasolinera “BRENAMIEL T”, se encuentra impugnado, lo que implica que de un momento a otro pudiera ser sancionada y cancelada dicha autorización, por violación a la normatividad ambiental .
Así también obra en nuestro poder, el oficio signados por el Director de Administración del Agua del Organismo Cuenca Pacifico Sur de 20 de diciembre del 2018, que informa; la zona federal innominada en donde SAPAO y Protección Civil, autorizaron pasar el ducto de 14 pulgadas de acero para la reubicación de la línea de conducción del agua potable; se encuentra sancionada y suspendida y pendiente de ejecutar una demolición de obras de carácter permanente.
De la misma forma, mediante oficio de 23 de mayo del 2019, signado por CONAGUA, está se deslinda de haber emitido concesión de zona federal o permiso alguno a SAPAO, para los trabajos de reubicación de la línea de conducción de agua potable, que forman parte de la línea de distribución en el tramo que pasa en la estación de servicios propiedad de la empresa gasolinera “T Estación de Servicios Gasolineros S.A de C.V.”
Lo que implica que mediante actos de corrupción o para quedar bien con el jefe; los titulares de SAPAO, Marcelo Díaz de León y de la CEPCO, Heliodoro Díaz Escárraga, por conducto de sus subalternos; favorecieron al empresario José Gerardo Reyes Martínez, para que se realizara la reubicación del ducto de agua potable, antes de que las autoridades jurisdiccionales dictaran lo contrario.
Es así como el Ayuntamiento de San Jacinto Amilpas, al no proporcionar la información concreta sobre la colocación del ducto en la zona federal sancionada por la CONAGUA, enfrentara el procedimiento de desaparición de poderes ante el Congreso del Estado.