Inicio

Vecinos de Rancho Valle del Lago exigen a edil de Tlacolula no dar más permisos a Inmobiliaria Aguilar

  • A través de la plataforma *Changue.org* piden firmas y denuncian que Moisés Torres Aguilar de estar coludido con Carlos León Monterrubio al pretender crear otra unidad habitacional, aún cuando el Fraccionamiento Rancho Valle del Lago no se ha municipalizado por incumplimientos técnicos en su construcción.

Oaxaca, Oax., 15 de junio de 2020.- A través de la plataforma *Changue.org*, el Comité de Vigilancia del Fraccionamiento Rancho Valle del Lago, ubicado en el municipio de Tlacolula de Matamoros, piden firmas y solicitar al presidente municipal Carlos León Monterrubio no autorizar la construcción de otra unidad habitacional junto al suyo, toda vez que las empresas constructoras Aguicorzo T Construye S.A. de C.V., Inmobiliaria Aguilar del Sureste S. de R.L. de C.V., Administradora de Conjuntos Habitacionales Toraguimar S.A de C.V., han incumplido sus compromisos con las familias que adquirieron las viviendas.

El Comité de Vigilancia del Fraccionamiento Rancho Valle  del Lago denuncian que las empresas constructoras Aguicorzo T Construye S.A. de C.V., Inmobiliaria Aguilar del Sureste S. de R.L. de C.V., Administradora de Conjuntos Habitacionales Toraguimar S.A de C.V. a través de *Moisés Torres Aguilar* se ha dedicado a construir conjuntos habitacionales fincados en promesas y que con el paso del tiempo se olvidan de sus compromisos, dejando en el abandono a las familias que creyeron en ellos al adquirir a través de ellos una vivienda.

Vecinos del Fraccionamiento Rancho Valle del Lago señalan que de todos es sabido que *Ernesto Cruz Gómez, líder del proyecto Tlacolulita II es yerno de la ex presidenta municipal Cony Robles*, y también es el sujeto que está negociando con edil Carlos León Monterrubio –por una suma millonaria-, los permisos para que Moisés Torres Aguilar pueda construir el fraccionamiento citado.

En su denuncia los vecinos del fraccionamiento Rancho Valle  del Lago señalan que Moisés Torres Aguilar les exige no oponerse a la construcción de otro fraccionamiento en la zona, porque según él deben creer que el edil Carlos León Monterrubio hará obras en su unidad habitacional aunque no estén municipalizados, eso sí, está obligando a los condóminos a que se empadronen y que cada uno pague los prediales de los años anteriores a la gestión actual $1,390.00 (2) de los años 2018 y 2019 con un 50% de descuento; el predial 2020 y 2021 $1,390.00 (2) con un 30% de descuento, aclarando que esto es según la base catastral, porque hay viviendas que pagan más; cuota de agua y drenaje $840.00 anual; contrato de agua y drenaje $3,500.00 y pago de la recolección de basura $180.00 anuales.

Según el constructor Moisés Torres Aguilar, en los últimos meses de gestión de la actual administración municipal se autorizará la municipalización del Fraccionamiento Rancho Valle del Lago, una vez que cada condómino pague aproximadamente 8 mil pesos al presidente Carlos León Monterrubio, aunque ellos tienen sus dudas, porque la primera etapa de esta unidad habitacional desde el año 2012 han querido municipalizarse, pero lo han logrado, por incumplimientos técnicos y las graves fallas que presentan los servicios de agua potable, drenaje, vía pública e iluminación, mantenimiento que en la actualidad es responsabilidad de las constructoras.

La oposición de los condóminos estriba principalmente porque las constructoras que encabeza Moisés Torres Aguilar pretenden crear la unidad habitacional “Tlacolulita II” junto a ellos y abastecerlo de agua a través de un pozo que abastece a las aproximadamente 954 viviendas del Fraccionamiento Rancho Valle del Lago, así mismo pretenden unir la tubería de drenaje, cuyo 95% de captación de aguas residuales son arrojadas a un canal al aire libre y a campo abierto que se ha convertido en un grave foco de infección.

Por lo anterior los vecinos del Fraccionamiento Rancho Valle  del Lago también piden la intervención de la Comisión Nacional del Agua –CNA-, toda vez que en la zona existen 3 pozos de extracción de agua que funcionan sin los permisos correspondientes de uso, así como para exigir que la planta tratadora de aguas residuales entre en operación, para evitar seguir contaminando el medio ambiente.

PROBLEMAS QUE PRESENTA EN LA ACTUALIDAD EL FRACCIONAMIENTO RANCHO VALLE DEL LAGO

Los problemas más graves que enfrenta en la actualidad el fraccionamiento Valle del Lago es la falta de agua potable, toda vez que dependen de un solo pozo profundo instalado en la primera etapa, y que a contentillo ellos deciden cuando permitirles hacer uso del vital líquido, aunque ellos pagan la mitad de los gastos que se generan por operatividad.

El drenaje en todo el fraccionamiento es ineficiente, y en tiempos de lluvias se desborda, convirtiéndose la zona en un serio foco de infección.

Las calles se encuentran en pésimo estado y el alumbrado público funciona de manera limitada, exponiendo a los vecinos a la inseguridad.

El compromiso de las constructoras a través de Moisés Torres Aguilar fue que se les proporcionaría seguridad competente, sin embargo, solo enviaron a guardias de seguridad no capacitados, mismos que con el tiempo dejaron de serlo, para convertirse solo en personal de proximidad social que al final fueron quitados.

Por todo lo anterior, los habitantes del Fraccionamiento Rancho Valle del Lado a través del Comité de Vigilancia exigen la restitución de daños, un pozo funcional de agua potable que cuente con los permisos correspondiente, construcción de un tanque elevado para almacenamiento y distribución de agua potable, así como rehabilitar y ampliar la planta tratadora de aguas residuales, y que la misma se utilice para riego de los espacios destinados como áreas verdes.

Finalmente, los condóminos del fraccionamiento Rancho Valle del Lago, temen que la anhelada municipalización no se lleve a cabo, y que Aguicorzo T Construye S.A. de C.V., Inmobiliaria Aguilar del Sureste S. de R.L. de C.V., Administradora de Conjuntos Habitacionales Toraguimar S.A de C.V., cuyo membrete regentea el constructor Moisés Torres Aguilar, finalmente queden libres, una vez que terminen sus proyectos de construcción y vivienda.