Inicio

Uso excesivo del celular y mouse, puede provocar síndrome del túnel carpiano: IMSS

El uso excesivo del celular y de tecnología como tableta, computadoras, mouse y consolas, produce lesiones que van desde el dolor en la mano, la muñeca y el antebrazo, los cuales van alterando las funciones normales de la mano, desarrollando el llamado síndrome del túnel carpiano.

De acuerdo con el Traumatólogo del Hospital General de Zona No.1 del IMSS, Bernal Álvarez Méndez, el síndrome del túnel carpiano, conocido coloquialmente como síndrome del ratón, se produce por la compresión del nervio mediano en la muñeca, y debido a que el nervio mediano es el responsable de la sensibilidad del pulgar y los dedos largos, los primeros síntomas del síndrome son el adormecimiento, dolor y finalmente, la pérdida de sensibilidad en la mano.

Por otra parte, la tendinitis ocasiona la inflamación de los tendones por el hábito de hacer clics, con el antebrazo sin apoyo y en un dispositivo pequeño que no permita sujetarlo con toda la palma, hace que la mano quede en una posición forzada durante más tiempo que el indicado para evitar lesiones.

Los síntomas van desde pequeños dolores que aparecen en distintos puntos del antebrazo, el codo y la muñeca, el usar el mouse, o después de trabajar, y que generalmente no suelen despertar sospechas que justifiquen la consulta con un especialista, hasta un dolor más molesto en el antebrazo y la mano, o el adormecimiento de los dedos.

El especialista del IMSS recomienda tratar de minimizar el uso de estos artefactos, tomarse un descanso de 15 minutos cada dos o tres horas de trabajo y usar ese tiempo para hacer ejercicios de estiramiento con los dedos o de relajación de los brazos.

Otra sugerencia es utilizar elementos ergonómicos, su diseño y sus materiales permiten que la mano y la muñeca adopten posiciones más naturales. Eso incluye la silla para mantener una buena postura durante las horas de trabajo.

Finalmente aconseja consultar a un especialista en mano y miembro superior ante cualquier molestia o dolores en la mano y el antebrazo, puesto que solo un especialista puede recomendarle tratamiento adecuado a su padecimiento.